• ¿En qué consiste el Brit Milá?

Es un precepto religioso a través del cual se establece y consagra, según la Ley Judía, el “Pacto de la Milá”. Este consiste en un procedimiento de remoción de la piel del prepucio en el marco de una ceremonia religiosa, que le da el sentido de Pacto.

  • ¿Cuáles son los fundamentos para realizar la circuncisión?

Los fundamentos son exclusivamentes espirituales y se enmarcan entre los preceptos (Mitzvot) que, mas allá de cualquier beneficio para la salud, son ordenados por nuestras Sagradas Escrituras. En el capítulo XVII del Génesis (בראשית) el Patriarca Abraham es llamado a circuncidarse junto a su descendencia y a su servidumbre. La Milá, realizada por Abraham  y posteriormente por todo el pueblo de Israel, sirve como Testimonio de aquella promesa de Dios al patriarca y que por extensión alcanza a sus descendientes. Al mismo tiempo, la Milá nos recuerda tanto nuestra identidad como nuestra responsabilidad como judíos.

  • ¿A quienes debe realizarse el Brit?

Al varón recién nacido, judío, cuando cumple su 8vo día de vida. También deberá someterse al Brit Milá aquel que dentro de un proceso de conversión (Guiur), se encontrase en condiciones de circuncidarse.

  • Siempre se realiza al 8vo día?

No siempre, en toda situación médica de riesgo para el bebé, la ley judía establece que debe aguardarse hasta su recuperación.

  • ¿Tiene algún significado el 8vo día?

Sí, desde lo alegórico del relato de la Creación, Hashem culminó su obra en el sexto día y en el séptimo creó el Shabat, consagrándolo para  su gloria y el descanso. El octavo día se transformó en el día destinado al Hombre, en aquel día en el que se le entregó un mundo  para su custodia y en el que estaba todo creado. Dios asoció al hombre con su creación para continuar la tarea (Asher Bará Elokim Laasot) de transformar al mundo en una morada digna para el propio Creador (Letaken Olam be maljut Shadai). Siguiendo esta línea de pensamiento, en el 8vo día también completamos al propio Hombre, creación Divina,  a través de la Milá.

  • ¿La circuncisión es dolorosa?

La circuncisión se realiza desde hace mas de tres mil años y ningún varón circuncidado, oportunamente,  guardó algún recuerdo de dolor respecto del Bris. En cierta medida, lo rápido del procedimiento minimiza la sensación de dolor. Asimismo ninguna Mitzvá (precepto) debería realizarse con sufrimiento ya que su cumplimiento es un motivo de alegría por lo que toda medida tendiente a disminuir el dolor al grado de mínima molestia es bienvenida.  En la actualidad contamos con opciones terapéuticas que nos permiten actuar con mucha eficacia sobre aquel dolor y  muchos Mohalim acostumbran a administrar alguna técnica anestésica en la zona, proveyendo  mayor confort al bebé.

  • ¿Se puede realizar un Bris en Shabat?

Cuando el 8vo día del nacimiento coincide con el Shabat y el parto fue natural, se considera una gran Mitzvá realizar el Bris en  Shabat. Lo mismo es válido para toda celebración o días de ayuno.